Avene Tolerance Control Balsamo Calmante Reparador Pieles Reactivas 40 ml

Avene Tolerance Control Balsamo Calmante Reparador Pieles Reactivas 40 ml

Avène
* Descuento válido hasta agotar existencias.
Precio AHORA PVPR Descuento
30,01€ 35,84€ - 16%
75,03€ / 100ml
Compartir:
Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Pinterest Comparte en Whatsapp
Categorias:

Indicaciones

Avene Tolerance Control Bálsamo Calmante Reparador para Pieles Reactivas

Desarrollado por la reconocida marca Control, Avene Tolerance Control Bálsamo Calmante Reparador es una solución perfecta para quienes sufren de piel reactiva. Este producto ofrece un cuidado diario personalizado que alivia de manera inmediata los síntomas de irritación, como puede ser el enrojecimiento y la sensación de incomodidad o calor.

Este bálsamo reparador es una verdadera inyección de calma para la piel, ya que gracias a su gran capacidad para hidratar, nutrir y reparar, contribuye a restaurar la función de barrera de la piel y a mantener su equilibrio. Sin duda alguna, es un remedio eficaz y seguro para mantener tu piel sana y protegida.

Composición del producto

Avene Tolerance Control Bálsamo Calmante Reparador cuenta con una fórmula hipoalergénica, libre de perfume, alcohol y parabenos. Su principal activo es el complejo D-Sensinose, compuesto por ingredientes activos que contribuyen a disminuir la hiperreactividad de la piel y a reconstruir la barrera cutánea. Su suave textura permitirá una rápida absorción y un agradable confort tras su aplicación.

Modo de empleo

Aplica el producto preferiblemente por la noche, sobre la piel limpia y seca de tu rostro. Distribuye una cantidad adecuada de bálsamo sobre tu piel, realizando suaves masajes circulares para favorecer su absorción. Para un cuidado completo de la piel, es recomendable aplicar este bálsamo después de utilizar el Desensibilizante Fluido Limpiador de la misma línea Avene Tolerance Control.

Advertencias

Este producto es exclusivamente para uso externo, por lo que debes evitar el contacto con los ojos. En caso de enrojecimiento o irritación persistente, suspende su uso y consulta a tu dermatólogo. Mantén el producto fuera del alcance de los niños. Al ser un producto para pieles sensibles, lo más recomendable es realizar una prueba de tolerancia antes de su aplicación.

;